Redes sociales

Opinión

Aceitar la base del engranaje

Morena Beltrán

Publicado

| El

El Xeneize venció 2 a 1 a Lanús en la Bombonera con goles de Mas y Zarate. Análisis táctico y conclusiones del triunfo.

Fragmentar a un equipo para describir sus problemáticas o virtudes, a excepción de análisis individualistas, sería decapitarlo. El fútbol y el rendimiento de dichos colectivos, en su mayoría, se explican -como dijo Xavi- a partir de sus mediocampistas. Son la base del engranaje. La sala de máquinas del aparato. Encontrar el complemento de las piezas para que éstas no solo sirvan como un nexo posicional sino como el inicio estratégico de cada ataque, es lo que más necesita Boca en este momento para tener un funcionamiento más regular.

Gustavo Alfaro dispuso un 4-3-2-1 en la Bombonera. Andrada; Buffarini, López, Izquierdoz, Mas; Campuzano, Marcone, Almendra; Pavon, Zarate; Benedetto. Los laterales eran los que le otorgaban amplitud y profundidad a los avances. Zarate y Pavon se desprendían constantemente de 3/4 hacia el círculo para participar de la construcción del juego. Dos triángulos para atacar y un 4-3-3 sin pelota, con Pavon sobre Quignon, Benedetto del centro a la derecha y Zarate del centro a la izquierda por delante de Campuzano, Marcone y Alemendra.

¿El principal déficit para construir? La poca ocupación de alturas de los internos para enlazar el buen pase de Marcone y los delanteros. La irregularidad de estos movimientos de Almendra y Campuzano no sólo estiraban al equipo, que carecía de apoyos para progresar en campo rival y pisar el área, sino que provocaban el excesivo retroceso de Pavón y Zarate que, lejos de terminar las jugadas, eran sometidos a iniciarlas. Como consecuencia, Benedetto siempre recibía (cuando no de arriba) en inferioridad numérica.

La otra incógnita es el ensañamiento del entrenador para que Cristian Pavón juegue tan cerrado. En el verano, cuando Boca venció 4 a 0 a San Martin de San Juan, se podía advertir y destacar la libertad en la toma de decisiones de los jugadores de mitad de cancha hacia delante para intercambiar posiciones-en aquella formación: Campuzano, Marcone, Reynoso; Pavon, Zarate; Benedetto-.

Versatilidad no es polifuncionalidad. Guardiola, como tantos otros entrenadores, ha ampliado el repertorio de muchos futbolistas. Les aportó conceptos y magnificó sus cualidades. Pero siempre partiendo de las características técnicas naturales de los jugadores. Sino, lo que podría ser potenciación acaba en deformación. Realmente -puede que termine siendo un gran acierto de Alfaro- al 7  no se le advierte ni se le advirtió nunca la capacidad para el juego asociado -no tiene los controles ni la clarividencia para jugar en espacios reducidos. Lo del cordobés es, en amplios términos, desequilibrio y finalización: pase gol y remate. Pocos jugadores pueden alcanzarlo en velocidad y, con campo abierto y de frente, el margen de error en la toma de decisiones le es menor, por lo tanto, se torna más eficaz.

Con el ingreso de Nahitan Nández y Emmanuel Reynoso, Boca se reorganizó  en un 4-4-2 para defender y un 4-3-2-1 para soltarse en ataque, con el cordobés y Zarate muy libres entre líneas y el uruguayo de ocho (Campuzano por izquierda y Marcone de cinco) aportando mayor verticalidad. El juego del xeneize se vio más resguardado, puesto que comenzó a agruparse a través del balón, lo que le permitía recuperar más alto y más rápido y ramificarse constantemente con jugadores más adiestrados a moverse entre líneas.

via GIPHY

(La fluidez que aportó Reynoso con su habilidad para tocar entre líneas, triangular y de primera).

Gustavo Alfaro encontró en el segundo tiempo un esquema que responde más a las características naturales de sus futbolistas. Su principal tarea es encontrar regularidad en los movimientos de arrastre en 3/4 para atraer rivales y liberar líneas de pase y, sobre todo, definir el rol de cada volante y lograr su convencimiento para que sean más agresivos desde el toque o el arresto personal y acompañen la jugada. Mientras tanto, a través de la pelota parada y con mucho poder de fuego (Zarate estrella), su equipo le responde con goles. Trabajar desde la victoria casi siempre es más sano. La mesa está servida para Alfaro.

Morena Beltrán
Coord. periodística y edición de Sector Bostero
Periodista. Los talentosos siempre en cancha.
Morena Beltrán on Twitter
Continuar leyendo
Publicidad

Suscribite a nuestro canal

Seguinos en Twitter

Trending

error: El contenido está protegido.